La FI-USO muestra su rechazo al ERE de Isolux Corsan que afecta a 531 empleados

isolux-corsan-rojo

Una vez más el grupo Isolux muestra su voracidad para destruir empleo. Hay que recordar que en Septiembre del 2012 ya presentó un ERE para 123 trabajadores y en Julio del 2013 otro que afectó a 238 trabajadores, a los que hay que sumar el goteo incesante de despidos objetivos que se han venido produciendo durante estos años.

A pesar de haber visto reducida su plantilla en más de 500 trabajadores desde el 2012. Ahora vuelve a la carga presentando un Expediente de Regulación de Empleo que pretende eliminar 531 puestos de trabajo, repartidos en las tres áreas de negocio que la compañía tiene en España, (244 afectarían a la parte de ingeniería, 240 a la parte de construcción y 47 a la central de grupo isolux).

Aunque la comunicación a la Autoridad Laboral se producirá mañana día 30, en el día de hoy se ha iniciado el período de consultas y se ha procedido a constituir la Comisión Negociadora, donde la empresa ha justificado esta medida alegando causas económicas y organizativas, e hizo entrega de la memoria económica y alguna documentación, que habrá que estudiar con detenimiento.

A pesar de no haber tenido tiempo para analizar con detalle la documentación presentada por el grupo Isolux, la FI-USO, mostró su más profundo rechazo con la medida anunciada, desmontando los dos motivos:

Ni pueden existir causas económicas tras la refinanciación que el grupo hizo en Julio del 2016, donde se daba luz verde a la viabilidad de la empresa y por tanto, de su plantilla.

Ni pueden existir causas organizativas, a pesar de que la empresa ha manifestado que dispone de una estructura organizativa ineficiente y una plantilla sobredimensionada, ya que, como hemos explicado anteriormente durante los últimos años se han abordado diferentes procesos de reestructuración para adecuar la plantilla a la carga de trabajo existente.

La ineficiencia que sí ha quedado clara tras la reunión de hoy es la de una dirección que pretende continuar por la senda de la destrucción de empleo, en vez de asumir sus responsabilidades por su mala gestión.

Por estos motivos, consideramos  esta medida una tomadura de pelo y una falta de respeto hacia una plantilla, que ha afrontado con responsabilidad y con un comportamiento ejemplar, las injusticias llevadas a cabo por una mala gestión empresarial durante los últimos años, pero que en esta ocasión ha decidido decir BASTA.

Por ello, desde la FI-USO instamos al conjunto de trabajadores y trabajadoras de las diferentes áreas de negocio del Grupo Isolux a permanecer unidos y cohesionados para hacer frente común a un nuevo ataque, con el objetivo de conseguir retirar este expediente de regulación de empleo, injusto e innecesario.

Difunde esta noticia en las redes sociales

1 Comentario

  1. ERE vergonzoso. Que despidan justamente a la gente que está trabajando todos los días y sufriendo la situación en la que nos han metido los incompetentes de sus dirigentes. NO AL ERE !!!

    Responder

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *