El Comité de BSH negocia el convenio a la espera de noticias de la venta de la planta.

Los representantes sindicales de la antigua Ufesa (donde LSB-USO tiene la mayoría) solicitaron el lunes día 27 al departamento vasco de Industria que “vigile” el proceso para mantener el empleo y la actividad. Se reunieron en la sede del Gobierno Vasco con el director de Desarrollo Industrial, Alejandro López Cárcamo, al que solicitaron que el Ejecutivo Urkullu “se implique en todo el proceso de venta” que tal y como ha anunciado la dirección, quiere poner en marcha. Esta factoría cuenta con 260 trabajadores en Ali Gobeo, 60 de ellos eventuales, “y nuestro objetivo es velar por el mantenimiento del empleo, la actividad industrial a largo plazo y las condiciones laborales” explicaron fuentes sindicales.

López Cárcamo, según la versión del comité, “ha estado receptivo con lo que hemos dicho, pero también nos ha explicado que si hablamos de una venta entre dos sociedades privadas el Gobierno no puede hacer mucho”. El representante del Ejecutivo de Lakua trasladó a los trabajadores su compromiso de “contactar con la dirección de la compañía para conseguir mayor información sobre el proceso, la situación y las expectativas”. y portavoces sindicales añadían a última hora de la tarde que ese contacto “ya ha existido por parte del Gobierno Vasco, por lo que nos han dicho en la empresa. Nos parece positivo”.

El Comité puso en valor el alto valor añadido de los productos de BSH, aunque la multinacional ha optado por por poner a la venta ese negocio de planchado al considerar que “las categorías estratégicas de preparación de alimentos (robots de cocina), aspiración (aspiradores) y preparación de bebidas (cafeteras..) nos ofrecen la mejor capacidad para alcanzar nuestros objetivos de crecimiento rentable”. La producción anual de Vitoria es de 1,3 millones de planchas y “al lado de los gigantes del sector que fabrican 13 millones, somos muy pequeñitos” lamenta el Comité, que también recuerda que además de los empleos directos, también generan muchos empleos indirectos en Euskadi entre subcontratas y proveedores.

Asimismo, El Comité ha comenzado también la negociación con la empresa el nuevo convenio, después de que el anterior concluyera el 31 de diciembre. Aunque este proceso esté al margen de la venta, “nosotros queremos que en todo momento se vele por los empleos, que no haya salidas traumáticas y también asegurar el futuro de los compañeros que están pendientes del contrato de relevo” añaden en el Comité.

Difunde esta noticia en las redes sociales

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *