La plantilla de Tubacex rechaza el convenio colectivo y avala la posición de LSB-USO.

El principio de cuerdo alcanzado por Tubacex y el comité de empresa para dotar a la plantilla de un convenio colectivo hasta 2020 y que también contemplaba el compromiso de la dirección de invertir 25 millones de euros en sus plantas de Llodio y Amurrio ha sido rechazado por la plantilla. El NO ha sido la respuesta de los trabajadores al convenio firmado por ELA, CCOO e Independientes por 65 votos de diferencia y avala  la posición de LSB-USO, STAT  y LAB llevada a las asambleas.

La compañía anunciaba la semana pasada la aprobación de este acuerdo para los 900 trabajadores repartidos entre las dos fábricas que tiene TTI (Tubacex Tubos Inoxidables) en esas dos localidades del Valle de Ayala; alrededor de 650 en Llodio y unos 250 en Amurrio en Aceralava. Pero la asamblea de trabajadores celebrada el pasado jueves 22 de marzo rechazó el convenio alcanzado por los sindicatos ELA, CCOO e Independientes con la oposición de LAB, LSB-USO y STAT.

Un total de 740 trabajadores participaron en las votaciones, de los cuales 392 se posicionaron en contra del convenio, 327 lo hicieron a favor, 14 personas votaron en blanco y 7 trabajadores  emitieron un voto nulo.

Como consecuencia de dicho resultado, los tres sindicatos(LSB-USO, STAT  y LAB) pedirán a la compañía que retome la negociación colectiva y se siente a negociar los puntos que éstas tres secciones sindicales plantearon en la mesa Intercentros para la consecución de un convenio digno.

Difunde esta noticia en las redes sociales

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *