Transición justa sobre el terreno: el caso del sur de Europa

“La transición justa sobre el terreno solo se puede lograr si se introducen gradualmente nuevos trabajos antes de eliminar los antiguos. Si no se crean nuevos puestos de trabajo a nivel local, la gente dejará las regiones, que luego se convertirán en desiertos industriales. Esto podría obstaculizar la confianza en una transición justa”.

Este fue uno de los mensajes clave de las organizaciones sindicales afiliadas de IndustriAll Europe en el sur de Europa en el segundo taller regional sobre transición justa y negociación colectiva celebrado en diciembre de 2021.

El taller fue el segundo de los 7 talleres regionales animados por los equipos de industriAll Europe a cargo de Transición Justa y Negociación Colectiva y Política Social, con el objetivo de comprender mejor el cambio estructural en las regiones de Europa y cómo los sindicatos están involucrados en el proceso de transición. .

Asistieron participantes de Francia, Italia y España, e informaron sobre la realidad en el terreno. Marcos Ruiz, coordinador federal, asistió en representación de la Federación de Industria de USO, con una brillante intervención, dando correcta respuesta a las preguntas realizadas sobre nuestras estrategias sindicales e involucración.

España, el país anfitrión de este taller virtual, es posiblemente, el país más avanzado en términos del proceso de Transición Justa, ya que es el único país de Europa que ha establecido un instituto para la Transición Justa. El instituto retoma el trabajo de base realizado por los sindicatos, la empresa y el gobierno español en relación con los acuerdos de Transición Justa a nivel nacional en el contexto de la eliminación progresiva de las minas de carbón (2018) y las centrales térmicas (2020).

Carlos García de la Fundación Asturiana de la Energía presentó el proceso en Asturias, una región afectada por tres transiciones: el cierre de minas, el cierre de centrales térmicas y la descarbonización de industrias intensivas en energía. Si bien la eliminación de las energías fósiles contribuirá a una fuerte reducción de las emisiones en Asturias, el proceso de transición ha creado una sensación de “vértigo” en la región, donde se teme mucho la pérdida de actividades económicas y el consiguiente desempleo. Esto llevó a la creación de un Comité de Evaluación de la Transición Energética en 2019, que incluyó al gobierno regional, sindicatos, empresarios, ayuntamientos, universidades y centros de investigación y analizó los impactos en diferentes sectores y el medio ambiente. El Comité también desarrolló una Estrategia para la transición energética en Asturias que tiene como objetivo crear 6.300 nuevos puestos de trabajo para 2030 y movilizar 6.500.000.000€ de inversión.

El caso asturiano estimuló una discusión muy activa en el taller, con los sindicatos informando sobre sus experiencias nacionales y regionales. Quedó claro que sin la anticipación y la planificación estratégica necesarias, se perderán las actividades económicas y los empleos, y que incluso las estrategias de anticipación bien pensadas podrían no dar resultado si no se monitorean cuidadosamente su implementación y sus impactos.

Las similitudes de las experiencias compartidas por los sindicatos en Europa central y oriental son sorprendentes en términos de dependencia de las empresas multinacionales, especialmente del norte de Europa, y esto genera grandes preocupaciones sobre las estrategias de las empresas y los impactos en la cadena de suministro en las regiones de Europa. La atención no debe centrarse en lo que está sucediendo fuera de Europa, sino en controlar y evitar que las plantas de fabricación dentro de Europa se enfrenten entre sí a costa de las condiciones de trabajo.

Isabelle Barthès, Secretaria General Adjunta de IndustriAll Europe, comentó: “La solidaridad internacional entre sindicatos debe ser el principio rector de nuestro trabajo para garantizar una Transición Justa en todas las regiones y sectores. No podemos permitir una compensación entre la cantidad y la calidad del trabajo. Debemos luchar solidariamente por estándares de calidad y condiciones laborales para todos los trabajadores, durante la transición, y evitar que los empleadores se aprovechen de la transición y presionen por una espiral descendente de las condiciones laborales ”.

Judith Kirton-Darling, Secretaria General Adjunta de IndustriAll Europe, destacó: “El Pacto Verde debe generar empleos de alta calidad en todas las regiones europeas y estos empleos deben estar ahí antes de que se destruyan los antiguos. De lo contrario, los trabajadores perderán su confianza en la transición. Se están tomando buenas iniciativas en regiones individuales, pero no se escuchan las voces de demasiados trabajadores que exigen de manera proactiva una anticipación al cambio. IndustriAll Europe seguirá apoyando a sus afiliados en su lucha por un futuro sostenible y empleos de calidad en las regiones de Europa «.


 

 

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El sitio web www.fi-uso.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies Modificar su configuración

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar