La mesa técnica de Alú Ibérica reúne a las Administraciones, los comités de empresa y los sindicatos

La Mesa técnica de Alu Ibérica Avilés y A Coruña se  ha  reunido con  el Ministerio de Industria, la Xunta de Galicia y el Principado de Asturias, la empresa Parter Capital Group, además de las Federaciones sindicales Estatales y de los Comités de empresa de las plantas de Avilés y A Coruña.

El secretario general de Industria y Pyme del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, Raúl Blanco ha mostrado su preocupación por la situación de las plantas de Avilés y A Coruña “El Ministerio tiene unas determinadas competencias, debido a las ayudas públicas que han recibido las plantas, por lo que está legitimado pedir cualquier tipo de información a los propietarios de las plantas, tanto para el ejercicio de 2018 como del 2019” ha manifestado. En éste proceso tanto ALCOA como PARTER Capital Group ambas tendrán 25 días para contestar obligatoriamente a los datos requeridos y esperan recabar la información lo antes posible y no esperar a que se agoten los plazos establecidos. Desde el Ministerio de Industria esperan que este proceso administrativo se vea complementado desde las Comunidades Autónomas afirmando con ello que se pone en marcha todos los mecanismos del Estado y Administraciones y en base a la información obtenida se tomaran las acciones que consideren oportunas. También se ha comprometido a desarrollar un marco energético estable y a reforzar las capacidades productivas de la industria electrointensiva.

Desde el Principado recalcan que se seguirán realizando inspecciones en las instalaciones (Alta tensión, gas, equipos de presión, etc) con el fin de garantizar la seguridad de las mismas y de los trabajadores.

La Xunta por su parte comparte el planteamiento del Ministerio y señala que no se debe pasar por alto el modo en el que se vendió parte del accionariado de PARTER a RIESGO y creen que en la mesa debería estar presente ALCOA para poder esclarecer las condiciones de dicha venta y el grado de compromiso de empleo asumido en 2019 a 2021 para garantizar su cumplimiento. Además consideran que se debe trabajar en el Plan Industrial propuesto por el Ministerio, avalando los puestos de trabajo más allá de 2021.e incluyendo una revisión para  incluir que se solicite información de los inversores.. A parte creen que se debe dar salida a las necesidades de Alú –Ibérica para poder volver a producir aluminio primario tanto en Avilés como en Coruña, recalcando que es imprescindible contar con un precio de energía eléctrica competitivo para la Industria del país.

Por otro lado, el portavoz de PARTER no entiende el motivo de lo que denomina “Amenazas” por parte de las Administraciones. Desde el Ministerio le responden que dichos motivos ya los conoce y aprovecha para preguntarle si ALCOA dió su visto bueno a la operación de compra-venta entre GIR y PARTER. Éste último considera que GIR ha sumido todos los compromisos que se firmaron en su día y por los cuales ALCOA aceptó dicha operación y opina que la situación ha mejorado en todos los aspectos, tanto técnicos como en términos de la propiedad. Explica que la situación mundial del mercado del aluminio es complicada, con precios muy bajos y con plantas como ALCOA en San Ciprián, cerrando sus puertas. La industria automovilística tampoco ayuda, la cual se pensaba que iba a ser su principal cliente. En cuanto a GIR no comprende el motivo por el cual no ha sido aceptado en ninguna de las plantas tras su compra ya que trae consigo un nuevo inversor austriaco con el que el proyecto ganaría en Seguridad y viabilidad económica. Por último, cree que la presión gubernamental no ayuda a mejorar la situación y sentencia que todo se ha hecho con unas bases legales.

El Comité de Avilés, recrimina el comportamiento de PARTER al vender las plantas al mes de comprarlas, actuando como si de un fondo buitre se tratara. Critica la falta de inversión y formación a los trabajadores, la cual si se ha efectuado por parte de GIR siendo poco seria. La situación es preocupante debido a la deuda que está contrayendo con contratas y proveedores. Además de las dificultades que han tenido desde GIR para abonar las nóminas desde el momento en que ALCOA congeló su aportación económica a las sociedades. Entienden que desde Industria debería pedir la intervención de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI). Asimismo creen que se debería facilitar la salida a los trabajadores que no estén interesados en seguir en éste nuevo proyecto y ser indemnizados por parte de ALCOA, la responsable de la situación a la que han llegado. Exigen que se auditen las cuentas de ALCOA desde 2019 ya que tienen indicios de incumplimientos.

El comité de A Coruña lamenta que PARTER haya participado en la reunión con el fin único de boicotearla e insisten en el análisis del grado de incumplimiento que entienden que existe. Califican como primera solución, la legalidad de la intervención pública en las plantas

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El sitio web www.fi-uso.es utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Encontrará más información en nuestra Política de Cookies Modificar su configuración

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar